“Hombres de barro” Instalación

Compartir

“Hombres de barro” 

Hoy os muestro el último video que he realizado, en base a, por una parte al modelado de un personaje de ficción en un mundo futuro, y por otra al la voz de fondo que cuenta una historia entre apocalíptica y esperanzadora, entre la destrucción y la construcción, de un mundo lleno de tóxicos, donde los ordenadores desbancan a los hombres, en todo, hasta en la esencia del ser. Teneis el texto completo más abajo aunque la locución y ediciona de audio ha sido un reto.


Texto original de “Hombres de barro”

En aquel tiempo, tras la llegada de la gran ola de frío, los cibor y los androides se habían refugiado, en los lugares sagrados donde todo empezó. La increíble belleza de sus territorios había sido contaminada una vez más, por los tóxicos de CRT. Tras los combates por el poder de la red, los habitantes del valle de Insacreen, incapaces de soportar la ofensiva de la poderosa empresa, y ver como modificaban genéticamente todos los cultivos aledaños y los suyos propios, habían tenido que suspender todas sus actividades y comenzar a usar el Fanal, como medio de supervivencia, puesto que los bancales ya se habían congelado.

Era muy duro atravesar los campos de nieve cada día y ver que la tierra se congelaba por minutos. Era muy duro ver como los pocos animales que habitaban el valle eran exterminados por la bajada y subida de los cánones. Tras la llegada de las primeras ventiscas, y temblores de tierras, a nadie le importó la desaparición de ganaderos y agricultores.

La red subterránea se originaba espontáneamente, gracias a la inteligencia de los nuevos nodos de Diam, una nueva tierra rara, que almacenaba los conocimientos, de toda la humanidad en su interior y organizaba a los androides para crear con barro a los nuevos líderes locales. Así rezaban sus mantras

“Solo el que es sacado del barro podrá convivir en paz en éste reino, y el hombre de barro surgirá como en el Index, vendrá para quedarse, y transmutará el barro en carne prodigiosa a semejanza de los Cibor”