Monumento histórico: busto en bronce del duque de Wellington en Arapiles. Estatuas de Busto en el monumento histórico

Compartir

 Monumento Histórico del Duque de Wellington encargo de un ayuntamiento: Arapiles

Monumento histórico del primer duque de Wellington Arthur Wellesley y como lo desarrollé todos los perfiles: Histórico, físico, fisiológico y psicológico para elaborar su busto desde el alma.

Vaya responsabilidad…! tengo que inmortalizar a un inglés que al parecer fue muy importante en su época y marcó el destino de toda Europa. 
Entonces, el Duque de Wellington, no solo era un militar en activo sino que fue un político influyente que llego a ser primer ministro británico.

Monumento histórico:  Artistas que le ha retratado anteriormente

Monumento histórico en éste caso un busto en bronce, he repasado a los distintos artistas de su época y sin duda el mejor fue Goya. Aunque el mísmo duque era aficionado al dibujo e hizo varios autoretratos.

Pero muchas de las representaciones no muestran la realidad, sino que se basan en interpretaciones muy subjetivas. Intentaé basarme no solo en los mejores retratos de wesllesley sino en las primeras fotografias de la época o daguerrotipos.

Antoine Claudet fue discípulo de Daguerre y se estableció en Londres en 1827 aunque al principio no se dedicó a la fotografía. Desde 1839 disponía de una licencia para usar la patente del daguerrotipo,​ por lo que fue uno de los primeros fotógrafos en hacer retratos en Inglaterra.

A mi me gustaría hacer al «VERDADERO» Duque de Wellington. …

No lo puedo resucitar?, NO…! Pero con suficiente información lo podemos clonar, no Juan?  Bueno, vamos a intentarlo y dejar el pabellón bien alto…. 

busto duque de Weelington con pedestal en acero corten en la via pública
Pabellón municipal de Arapiles, Salamanca

Lo cierto es que muchos pintores y escultores lo han representado más o menos fielmente. Pero, hasta la llegada de la fotografía solo se podía confiar en el «ojo» del artista… y a veces «la verdad» no era lo más indicado…

The Times informó el 22 de mayo de 1845 que Claudet había realizado retratos en daguerrotipo del duque de Wellington el día de su cumpleaños.
La verdad es lo contrario que la ficción.

Monumento histórico: Francisco de Goya y Lucientes pintó a Arthur Wellesley pero pudo haber cambiado el curso de la historia. 

Sabíais que el mayor pintor del siglo de las luces Francisco de Goya y Lucientes…! le encargaron pintar al primer Duque de Wellington?

Pues Goya pudo haber cambiado el curso de la historia al mostrar al duque el resultado de su retrato …. Volviendo al tema de la verdad.
Pero porqué tu, Juan Up, has decidido contar la verdad y toda la verdad, pues visto lo visto: estatuas malas y tantas diferencias entre unas obras y otras acusar las diferencias, me hace pensar que alguien MIENTE…. Juez con el martillo y los lores diciendo miente, miente….

Tampoco te pases Juan…!Al fin y al cabo somos Artistas y el arte puede ser expresión de tantas cosas… subjetivas y de carácter psicológico. Veremos…

Hacer un buen retrato en escultura no es fácil… Solo a nivel técnico es un reto.  Pero estamos hablando de un tipo que vivió en los siglo XVIII Y XIX y aún no había fotografías…, solo el instinto y la técnica de los grandes pintores de la época.

Un momento, un momento… pero ya había Daguerrotipos… claro, esa técnica de caja negra con un agujerito y el fondo imprimado con sales de plata. Quizás entonces podamos conquistar un hueco en la historia con nuestro retrato realista.

Perfecto…, os contaré un secreto: he podido conocer mi propia realidad y mi propia mentira al respecto, y he descubierto a mi propio Duque de Wellington.

Pero antes os contaré como he llegado hasta tal conquista. Para superar la fase de información y hacer mi mejor monumento histórico estudiaré su batallitas.

La victoria de Wellington

«El 21 de Junio de 1813 tuvo lugar en Vitoria una de las batallas más decisivas en la Guerra de la Independencia.

Las tropas aliadas, lideradas por el Duque de Wellington y el General Álava, vencieron a las tropas francesas lideradas por el propio José Bonaparte y el Mariscal Jourdan lo que supuso su expulsión definitiva de la Península Ibérica.

La importancia de la batalla fue tal en la convulsa Europa del momento, que el propio Beethoven compuso una sinfonía para conmemorarla, «la Victoria de Wellington»

https://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/was/contenidoAction.do?uid=u_1eaf82e5_1549e05543b__7fb0&idioma=es&lang=es&locale=es

«Más de 2.000 carruajes componían la caravana real, llena a rebosar de obras de arte, riquezas, informes, dinero y demás objetos de valor esquilmados de la Iglesia y la aristocracia española. Además de los efectos personales de José Bonaparte, su amante vasca la marquesa de Montehermoso y sus seguidores, popularmente conocidos como afrancesados, mayoritariamente cultos y acomodados. La huida, sin embargo, no fue sencilla.

La cantidad de personas que escapaban, así como la estrechez y el mal estado de unos caminos que no estaban preparados para tal despliegue provocaron una caravana que ralentizó la ruta.

Finalmente, el carruaje de José I fue alcanzado, teniendo que escapar el rey y los suyos al galope dejando el vehículo y sus pertenencias a merced de los saqueadores no sin antes liberar las sacas del tesoro entre sus propios hombres, que se lanzaron a ellas ávidos de riquezas.

Gracias al rico botín obtenido en el saqueo del convoy regio, Vitoria pudo salir indemne de aquel episodio. El general Miguel Ricardo de Álava y Esquivel, amigo de Wellington y miembro de su estado mayor, que había entrado en la ciudad al frente de la Kings German Legión y ordenado cerrar sus puertas, se aseguró de proteger la ciudad del más que probable saqueo que se hubiera intentado por parte de las tropas aliadas de no haberse entretenido con el rico convoy de José I»

https://www.euskonews.eus/zbk/668/beethoven-y-la-batalla-de-vitoria/ar-0668001001C/

Fuente: Museo del prado

Saqueo del convoy con miles de obras de arte 

«Curiosa historia de codicia castigada y caballerosidad premiada. En el ­verano de 1813, José Bonaparte, instalado en el trono de España en 1808 por su hermano Napoleón, huía ante el rápido avance del ejército de Wellington por el norte de la Península. El 21 de junio las fuerzas francesas sufrieron una derrota aplastante en la batalla de Vitoria. Después de la batalla, los soldados de Wellington encontraron el ­coche de José entre el abundante material y bagaje capturado.

El propio José había ­logrado escapar protegido por la caballería francesa, pero en su coche se ­encontraron no solo documentos de estado, algunas cartas de amor y un orinal de plata, sino también más de doscientas pinturas sobre lienzo, desclavadas de sus bastidores y enrolladas, junto con dibujos y grabados. Todo ello lo envió ­Wellington a Inglaterra para ponerlo a salvo bajo la custodia de su hermano lord Maryborough.

Los cuadros fueron al punto examinados por ­William Seguier, conservador de la pinacoteca real y más tarde de la National Gallery, quien diligentemente catalogó los principales en una lista de ciento sesenta y cinco. Pronto se dio cuenta, con sorpresa, de que José ­Bonaparte había sustraído muchas de aquellas pinturas de la colección real española y pretendía llevárse­las a Francia.

Informado el duque de ­Wellington, ­ordenó devolver las pinturas sin dilación al recién repuesto rey de España Fernando VII. El 16 de marzo de 1814 pidió por carta a su hermano sir Henry Wellesley, entonces representante británico en España, que comunicase a Fernando VII el paradero de las obras y su deseo de devolverlas a España. Pero no recibió respuesta…»

https://www.museodelprado.es/aprende/enciclopedia/voz/equipaje-del-rey-jose-y-coleccion-del-duque-de/f2a3fe76-5fcc-40ed-a8da-0c27ca88e442

Analisis Físico del Duque de Wellington 

La mayoría de los artistas mantiene una línea general común: era delgado atlético, de un metro ochenta y uno, con hombros muy anchos, cuello larguísimo, pómulos marcados, nariz afilada, tabique prominente entre judío y romano, ojos grandes y saltones, mentón prominente, barbilla en V… . Es decir Un guaperas( mezcla de un actor con la cara de Wellington). Ah! se me olvidaba, boca de… (Adrian! con la boca torcida Stallone en Rocky)

Pero vamos más allá… quiero saber como de parecido puede ser una persona a otra, según su procedencia genética o étnica, y para ello acompañadme en mi viaje al este de IRLANDA(LETRAS GRANDES) fundido en negro y transparencia desde la galaxia a Dublín)

Monumento histórico: Ánalisis geográfico del duque de Wellington

Arthur Wellesley (Dublín, 1 de mayo de 1769( desde el globo hasta Irlanda) https://es.wikipedia.org/wiki/Walmer Dublín.  Fue fundada por los vikingos alrededor de 841(IMAGEN VIKINGOS O VIDEO) algunos pelirrojos tomando cerveza.

El monumento histórico estatua del Duque de wellington en la gallery of moder art DE DUBLIN

Para saber más de la genética de la tierra, y hacer mi monumento histórico, me doy un paseo por la genuina Irlanda ( tabernas, cerveza, etc y me encuentro por allí a muchos famosos como Colin Farrel, Oscar Wilde, Samuel Beckett, Michael Fassbender, daniel daylewis, Mel Gibson, Liam Neeson, Richard Harris, Sean Bean. Tosos los anterioresson Irlandeses. y Realmente se parecen…

Monumento histórico: Perfil psicológico Artur Wellesley el hombre de espíritu disciplinado y austero

Al parecer Artur Welesley, el duque de hierro, era pura disciplina y austeridad.(no me extraña si piensas en las batallas llenas de sangre y barro en las que creció como militar. Vamos que un sensiblón no era…

Pero al ser hijo de un conde rural, llevaba el sello de la aristocracia Irlandesa en la sangre y lo cierto es que siempre le gustó el arte y el lujo. Consiguió recopilar grandes colecciones de arte, plata y esculturas que recibió como regalo de otras casas reales y así decorar el Nomber One o Apsley House: Su chabola particular.

Monumento histórico al duque de Wellington por la batalla de Arapiles
Busto del Duque de Wellington Welleslley realizado por Juan UP

Haga su busto perdonalizado

Por eso su hijo el segundo Duque de Wellington, convirtió tras la muerte de su padre la mansión en museo, dejando una parte de la casa para vivienda de los Wellington.

Cuando Wellington llega a Madrid, El general español Álava, aliado suyo, quiere que éste tenga un retrato de nuestro mejor pintor.

Y el Duque acostumbrado a la servidumbre de los artistas, se encontró con un Goya Realista y Crítico que pudo haber cambiado el rumbo de La historia. La escena la relata Mesonero Romanos así:

«Pues bien, dadas estas premisas, presentose el Lord, acompañado de Álava, en el estudio de Goya, a quien le bastaba una hora de sesión para bosquejar un retrato, y este puso inmediatamente manos a la obra.

Cuando ya lo creyó en estado de poderle enseñar, lo presentó al Lord, el cual, o sea por escasa inteligencia, o sea por natural despego, hizo un gesto despreciativo y añadió no pocas palabras expresivas de que no le gustaba el retrato, que era un verdadero mamarracho y que no podía aceptarlo de modo alguno; todo lo cual decía en inglés al general Álava, para que lo trasladase al artista por conducto de su hijo D. Javier, que estaba presente, y por el lenguaje de los dedos, que era el único que podía servir a Goya.»

fuente: https://librosylanzas.com/wellington-y-goya-el-retrato-que-pudo-acabar-en-tragedia/

Y continúa así:

“Observaba este con recelo y disgusto los gestos del Lord y sus contestaciones con Álava; y el hijo de Goya, persona muy instruida y que conocía la lengua inglesa, se negaba políticamente a poner en conocimiento de su padre ninguna de las apreciaciones ni palabras del Lord, procurando convencer a este de su equivocado concepto respecto a la pintura; pero ni las juiciosas observaciones del D.

Javier, ni la prudente intervención del general Álava bastaban a mitigar la desdeñosa y altiva actitud de Wellingthon, como ni tampoco los accesos mal reprimidos de ira que se dibujaban en el rostro del artista; y a todo esto, don Javier, que observaba al uno y al otro, que veía a su padre echar siniestras ojeadas a las pistolas -que tenía siempre cargadas sobre la mesa-, y que temía un desenlace espantoso de aquel conflicto, no sabía a cuál acudir; hasta que vio levantarse al Lord con mucha arrogancia y ponerse el sombrero en actitud de partir.”

Goya agarró sus pistolas por la humillación que el Lord quería infringirle

“Entonces Goya, sin poderse ya contener, echó mano a las pistolas mientras el Lord requería el puño de su espada, y sólo merced a los gigantescos esfuerzos del general Álava, diciéndole que el artista estaba atacado de enajenación mental, y los del hijo de Goya conteniendo por fuerza la mano de su padre, pudo al fin terminar una escena lamentable, que acaso hubiera atajado inopinadamente la serie de triunfos del vencedor de los Arapiles, del héroe futuro de Vitoria, de Toulouse y Waterlóo.”

Éste relato fue contado a Por el general Álava a Mesonero Romanos 

Busto del Duque de Wellington Welleslley primer duque de Wellington en bronce realizado por mi: Juan Up

Este es el resultado de la investigación anterior. Hoy ya está expuesto permanentemente como obra pública o monumental. Os dejo esta foto que Ilustra la obra.

Otros bustos de Juan UP